Conoce mejor tus articulaciones

Conoce mejor tus articulaciones

Conoce mejor tus articulaciones

 

Si te has preguntado por qué duelen tanto los golpes en el codo y por qué tus reflejos se miden en tus rodillas, hoy te aclararemos ésta y otras inquietudes sobre las articulaciones.

 

El médico te pega en las rodillas para checar tus reflejos ya que en esta zona se localiza el tendón rotuliano, uno de los puntos reflejo más importantes de todo el cuerpo, el cual brinda información sobre el funcionamiento del nervio sensitivo y su conexión con la médula espinal. Al ser golpeado con un martillo de goma, envía una señal hacia la médula espinal para que provoque un movimiento involuntario en la pierna. Cuando una pierna no responde al estímulo, es posible que exista algún daño en el sistema nervioso.

 

Pegarse en el codo es tan doloroso porque en la parte interna del codo se encuentra un nervio llamado cubital que por estar muy pegado a la superficie de la piel reacciona con excesiva sensibilidad a la presión o a los golpes. De ahí que al pegarte contra algún objeto sientas dolor, calambres, hormigueo o punzadas. Los golpes en los nervios producen descargas eléctricas, por eso es normal que las molestias se extiendan hasta los dedos de la mano.

 

Las mujeres son más propensas a los problemas de rodilla debido a tres principales razones:

 

  1. Debido a los cambios hormonales, sus ligamentos son más suaves.
  2. Al recibir un golpe, sus músculos tardan más en ponerse duros que los de los hombres. Por tanto, son más vulnerables.
  3. No tienen tanta fuerza muscular y ésta protege a las articulaciones.

Las mujeres tienen cinco veces más riesgo de desarrollar problemas de rodilla que los hombres.

 

Algunas personas que no juegan tenis desarrollan “Codo de Tenista” porque esta lesión en los músculos y tendones del codo es causada por el sobreuso del antebrazo o la repetición, por tiempo prolongado de un mismo movimiento como planchar, mover el mouse o exprimir. También se conoce como epicondilitis y ocasiona dolor al sostener objetos, sensación de opresión en el codo y falta de fuerza en el brazo. Para tratar el padecimiento es necesario disminuir la inflamación y mejorar la flexibilidad de la zona con las recomendaciones de tu médico familiar.

img salud180.com