LA HOMEOPATÍA: ¿VERDAD O MENTIRA?

LA HOMEOPATÍA: ¿VERDAD O MENTIRA?

LA HOMEOPATÍA: ¿VERDAD O MENTIRA?

La homeopatía es un tipo de medicina alternativa creada por el médico alemán Samuel Hahnemann alrededor del siglo XVIII. Tiene una visión más holística (una visión no solo de la enfermedad sino del enfermo como un todo junto con su ambiente) de la enfermedad.

La realidad es que se han hecho estudios médicos alópatas en los cuales es imposible determinar su efectividad, al menos por la vía tradicional de la rama médica. La base de la medicina alópata se basa en la dosis y el efecto que tenga el fármaco en el paciente. Caso contrario es en la homeopatía en la cual se cree que entre más diluida este una sustancia más potente lo podemos hacer a estas disoluciones además se le dan sacudidas para potenciar el efecto.

Se pueden diluir 100 ml de una sustancia en 1 litro de agua, para luego tomar 100 ml de la nueva solución y volver a diluirlo un número mayor de veces. Se han realizado estudios en los cuales las disoluciones finales no tienen ni siquiera rastro del elemento original, solo queda agua y alcohol.

Los homeópatas se defienden diciendo que el agua es capaz de preservar el alma del compuesto, sin embargo al no poder demostrarse esto de manera experimental para la mayoría de los médicos alópatas esto no es más que una falsedad.

Además basan sus teorías en la ley de la similitud  similia similibus curantur (“lo similar se cura con lo similar”) consideran que la raíz del padecimiento es espiritual, es decir energía.

Cabe aclarar que en algunos padecimientos de tipo psicológico su efectividad está demostrada gracias al efecto placebo. El efecto placebo consiste en hacer creer a la persona que realmente está tomando algo que le ayudará a recobrar su estado de salud, lo que puede llegar a mejorar el estado de salud general. El principal riesgo es que su efectividad se demuestra en enfermedades con componente psicológico, pero en casos más extremos como un cáncer, por más efecto placebo que tenga, al final de cuentas la historia terminara en un desenlace por parte del paciente.

Sin embargo, cada persona puede tomar su propio partido en este tema, son muchas y muy variadas las experiencias que demuestran algunos casos en los cuales este tipo de tratamientos ha podido ser eficaz para el tratamiento de algún padecimiento en específico.

Es aconsejable además no dejarse engañar por charlatanes que prometen curar enfermedades incurables, o nos prometen remediar de un día para otro, padecimientos con años de evolución. Lo mejor sería que si optamos por este tipo de tratamientos busquemos a un médico con conocimiento sobre este tipo de medicamentos, pues a final de cuentas sabe sobre los dos extremos de la medicina.