Restricciones alimentarias del riñón enfermo

Restricciones alimentarias del riñón enfermo

Restricciones alimentarias del riñón enfermo

Restricciones alimentarias del riñón enfermo

 

Esta patología implica la adopción de varias restricciones alimentarias desde que se diagnostica, aunque sea en estadios iniciales. Estos cuidados son necesarios para evitar que la disfunción renal cause más alteraciones en el organismo. Las fundamentales son cuatro: evitar beber mucha agua y líquidos, retirar la sal y los productos que la contengan y evitar los alimentos con fósforo y potasio.

Agua y líquidos. Los pacientes renales pueden beber muy poco: solo 500 centilitros más del volumen total que orinan, que puede variar de unas personas a otras. Esta cantidad se refiere a la ingesta total de líquidos y, por lo tanto, incluye la leche, la sopa y los alimentos que la contienen, como la fruta, que en un 80% de su composición es agua.

Sodio. La sal debe desaparecer de las comidas por dos razones: porque aumenta la sed y porque, al no poder eliminar el sodio del organismo, es posible desarrollar hipertensión. Para prevenirlo, hay que retirar el salero de la mesa, no salar los alimentos ni comer otros con mucha sal, como los embutidos, las latas de pescado o de aves, los ahumados, el jamón o los platos precocinados.

Potasio. Los alimentos con potasio son nocivos para los enfermos renales porque pueden provocar arritmias cardiacas e, incluso, paradas cardiacas. Entre ellos figuran el plátano, las fresas, las naranjas, el melón, el kiwi (en general, los alimentos que contienen vitamina C), todos los frutos secos, las patatas fritas o la coca-cola. Para compensarlo, se pueden tomar frutas en almíbar o en compota (siempre que no sean diabéticos), pero sin beber el almíbar ni ingerir la compota, sino solo las frutas secas.

Esto se debe a que el potasio es hidrosoluble, por lo que se queda en el jugo en almíbar y en la compota e, incluso, puede permanecer en el líquido de la cocción de las verduras y las legumbres, que se deben colar para eliminar bien el agua. Un truco para asegurar la eliminación del líquido consiste en consumir las verduras congeladas, ya que la industria conservera, a menudo, las cuece brevemente antes de proceder a su congelación y contienen menos potasio que sus homólogas frescas. La contrapartida negativa de esta práctica es que contienen menos vitaminas.

Fósforo. En caso de insuficiencia renal, se debe evitar el fósforo porque se daña el metabolismo del fósforo-calcio, se desarrollan problemas óseos y se calcifican las partes blandas, a la vez que se altera la parathormona, debido a la cual se puede desarrollar hiperparatiroidismo secundario a la enfermedad renal. Esto se debe a que aumentan mucho los niveles de la hormona paratirodea. En general, todos los alimentos con proteínas contienen fósforo. Entre ellos figuran el queso, el yogur o el pescado.
Cuando los pacientes atraviesan los últimos estadios de la enfermedad, se les restringen mucho las proteínas en la dieta, porque la urea -que mide el grado de disfunción renal- es un producto de degradación de las proteínas. Esta importante restricción puede resultar perjudicial, ya que es capaz de provocar una grave desnutrición. Para evitarlo, otra opción médica es la administración de quelantes del fósforo, fármacos que captan este mineral del aparato digestivo, lo fijan, lo eliminan a través de las heces y evitan que se absorba y pase a la sangre. Con ello, los afectados están bien nutridos (sin carencias de proteínas) y eliminan el fósforo dañino, según informa Rollán.

No obstante, en ocasiones, la administración de quelantes del fósforo tampoco es una buena solución, ya que, por la propia patología, los afectados deben tomar muchas pastillas (al menos tres veces al día), por lo que si además ingieren demasiados alimentos ricos en fósforo y se les recetan quelantes, es probable que, debido al exceso de fármacos, terminen por incumplir este tratamiento (falta de adherencia terapéutica).

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

Información básica sobre protección de datos
Responsable Cardiosaludable +info...
Finalidad Gestionar y moderar tus comentarios. +info...
Legitimación Consentimiento del interesado. +info...
Destinatarios No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicional Puedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

*